Scroll Top

Residencia Isla Taray – Morata de Tajuña

La actual residencia ha sido a lo largo de los tres últimos siglos un complejo industrial dedicado a distintas actividades, desde un batán de paños, borra y regenerados de algodón, hasta una fábrica de papel, pasando por la producción de electricidad a principios del siglo XX, así como también una fábrica de cerámica.

En el año 1988 el edificio y sus anexos fueron convertidos por el Padre Angel, al frente de Mensajeros de la Paz, en una residencia para personas mayores, siendo, además en estos momentos, un lugar de interés turístico.

Es único también, el ejemplar de platanero, con el que el complejo residencial cuenta en su plaza central, que se encuentra inventariado en el catálogo de árboles singulares de la Comunidad de Madrid, con una altura de 39 mts., un diámetro de tronco de 5 mts., un diámetro de copa de 38 mts. y 150 años de vida

Nuestros Servicios

Capacidad

214 plazas.

Médico

Servicio médico de lunes a viernes.

Enfermería

Servicio enfermería 24h, 365 días del año.

Fisioterapia

Fisioterapia y servicio de rehabilitación.

Psicología

Valoración y atención psicológica.

 

Terapias

Terapia ocupacional y animación sociocultural.

Habitaciones

Dobles e individuales con oxígeno y vacío. Teléfono.

Cafetería

Servicio de cafetería.

Peluquería

Solo para residentes.

Cocina

Cocina propia con elaboración de menús con opciones a elegir diariamente, así como dietas especializadas.

Podología

Solo para residentes.

Jardinería

Horticultura, jardinoterapia, aromaterapia y mecanoterapia.

Servicio Religioso

Capilla y tanatorio.

Instalaciones

DIRECtora

Marta Rincón Serrano